Año V
La Habana

6 al 12 de MAYO
de 2006

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
POESÍA
EL CUENTO
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
LA BUTACA
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

El marxismo: mucho más que una moda
Paquita Armas Fonseca La Habana


Este 5 de mayo se cumplieron 188 años de que un niño, cubierto con una espesa cabellera negra, naciera en  la ciudad alemana de Tréveris. Entonces nadie osaría imaginar que, durante los dos siglos siguientes a su llegada al mundo, el nombre de aquel bebé, Carlos Enrique Marx, sería pronunciado, escrito, invocado, sacralizado o mancillado por millones de personas en este planeta. Tanto es así que en una encuesta sobre el segundo milenio, fue el melenudo aguafiestas el ser humano más importante, a partir de los criterios de los encuestados.

Precisamente coincidiendo con la fecha de su cumpleaños, desde el 2003 se celebra en Cuba la Conferencia Internacional La obra de Carlos Marx y los desafíos del siglo XXI", que en esta oportunidad tuvo su tercera edición.

Durante cuatro días, más de 300 académicos  y activistas sociales  de 30 naciones debatieron  temas cruciales para el mundo de hoy,  y como deben hacerlo los seguidores de Marx, a partir de la honestidad en el pensamiento y el debate, ungidos por el análisis científico.

Dentro de un gran asunto “Caminos hacia el poder revolucionario en el siglo XXI: clases, movimientos sociales y partidos políticos”, se habló  del pensamiento marxista y los desafíos del desarrollo social en el siglo XXI; emancipación humana y postmodernidad; la sociedad del conocimiento y el desarrollo desigual, beneficios y retos y capital humano y progreso humano.

También de temas tan  actuales como  Clases, movimientos sociales y partidos políticos; división social del trabajo ―desarrollo humano― clases sociales; clase trabajadora― clase obrera― proletariado del siglo XXI. Su papel en las nuevas luchas sociales; el problema campesino en América Latina, Terrorismo de Estado vs. Tercer Mundo: América Latina, África, Palestina y Oriente Medio  y Vías parlamentarias y extraparlamentarias en las luchas de clases de hoy y  sindicatos, movimientos sociales, partidos políticos en el mundo actual.

Por supuesto, no faltaron conceptos como  Revolución, cambio y poder revolucionario, El modelo de acumulación capitalista en las condiciones de globalización: contradicciones, perspectivas y alternativas; Medios masivos, arte y emancipación social: ¿Postcapitalismo?: el socialismo; ¿una alternativa o la alternativa?;  América Latina y el Caribe: integración y nuevo poder social para enfrentar al capital. El ALBA: una alternativa real; La construcción socialista: ruptura y continuidad; el sujeto de la revolución en el nuevo orden mundial y Ética, política, cultura y construcción socialista.
En el contexto de los debates que cada tema suscitó, se habló, por ejemplo, de la lucha armada como una vía de obtener el poder político, sin contraponerla a otras formas como la de usar las elecciones para luego transformar el estado.

Venezuela y Bolivia fueron citados como ejemplos en diversas oportunidades, toda vez que en ambas naciones fuerzas de izquierda accedieron al poder a través de procesos electorales.

Los aportes de Cuba en la teoría marxista, tanto en la praxis como en un cuerpo conceptual, fueron reconocidos por investigadores como el académico canadiense Michael Lebowitz.  En la mayor de Las Antillas se ha demostrado una importante cantidad de presupuestos marxistas, a partir de su aplicación creadora, teniendo en cuenta la realidad particular de un pequeño país bloqueado por casi 50 años por  la potencia más poderosa del planeta.

Como en otras áreas del pensamiento científico, Cuba es uno de los países de América Latina que más recursos destina a las Ciencias Sociales y Humanísticas, con 36 centros de investigación, con más de 500 expertos a tiempo completo, 42 instituciones de educación superior y de postgrado, y cada tres años son aplicados como promedio unos 400 proyectos de investigación en esos campos.

El socialismo como sistema, es un objeto de estudio y debate, permanente por los investigadores de la Isla que también se adentran en  la recuperación de la obra de Marx. El melenudo, junto a su amigo Federico Engels y Vladimir I Lenin,  tienen, como debe ser, una creciente presencia dentro de las fuerzas progresistas en todo el planeta.

En tal sentido la arquitecta  Eva Bjorklund señaló: “No sé si la Filosofía marxista está de moda en el siglo XXI, sobre todo en mi país, Suecia, pero sé que es necesario. Lo que sí está de moda es el proceso de la izquierda latinoamericana, asunto muy interesante y alentador”.

Que la filosofía marxista estuviera de moda no sería bueno para la humanidad. Las modas pasan. Lo que sí sería trascendente es que este cuerpo de pensamiento ―aún no superado por ningún otro― fuera base conceptual de movimientos sociales y de todas las izquierdas. Porque solo con la unidad de todos los que quieren preservar el planeta, será posible derrotar a los guerreristas y derrochadores de estos tiempos convulsos.

Dentro de dos años, al llamado  de Carlos Marx, cuando celebre su cumpleaños 190,  de nuevo Cuba será sede de otra conferencia en la que mujeres y hombres estudiarán y debatirán por unas cuantas horas qué hacer desde la teoría para cambiar en la práctica este mundo que vive patas arribas.

SUBIR

 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

© La Jiribilla. La Habana. 2006
 IE-800X600