Año V
La Habana
2006

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
POESÍA
EL CUENTO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

 

Proclamación de la Revolución Socialista (3Ra parte)
¡VIVA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VIVA CUBA LIBRE!
William Gálvez
La Habana


"Edward Ahrens Vean. "Edward Ahrens, director del Servicio de Inmigración de Miami, declaró que las solicitudes están a consideración. El aviador con bigotes que descendió en Miami expresó a los funcionarios de inmigración que él y otros tres pilotos de la fuerza aérea cubana tenían proyectado desde hacía meses escapar de la Cuba de Castro. Añadió que a causa de la traición de Galo fue que él y los otros dos resolvieron darle una lección con el bombardeo y ametrallamiento de las instalaciones de las bases aéreas en su camino hacia la libertad. Dijo que él había actuado sobre su propia base, la de San Antonio de los Baños, y que los otros pilotos atacaron otras. Este piloto se mostró dispuesto a conversar con los periodistas, pero inclinó la cabeza y se puso anteojos para el sol cuando los fotógrafos intentaron tomarle vistas.

Explicó que él… óigase bien qué tamaña mentira y qué cosa tan absurda. Explicó que él y los otros pilotos habían dejado familia en Cuba y temían represalias de Castro contra sus parientes". Es decir, que afirman que se robaron los aviones, que desertaron, y que no dicen sus nombres para que no sepan cómo se llaman los que se robaron los aviones y los que desertaron. Y eran pilotos de la fuerza aérea, dicen ellos. Es indiscutible que el americano que escribió esto estaba completamente borracho en la mañana de ayer".  

Nuevos cables noticiosos presenta Fidel como prueba de la descarada falacia yanqui, y de inmediato continuó:

"…Es decir, que esto es lo que le han dicho al mundo. No solamente la UPI y la AP dan al mundo la noticia de que "aviadores cubanos, que se fueron con los aviones y bombardearon", sino que además distribuyen por el mundo esta historieta. ¿Y qué creen ustedes que decenas de millones de personas han leído y han oído ayer en el mundo, publicado por miles y miles de periódicos distintos, estaciones de radio y televisión? ¿Qué creen ustedes que han dicho en Europa, en muchos sitios de América Latina, en muchas partes del mundo?

No solamente han afirmado semejante cosa, sino que han hecho toda una historia completa, con detalles y nombres, de cómo fraguaron todo. No. ¡En Hollywood nunca habían llegado a tanto, señores!

Es decir, que organizan el ataque, preparan el ataque, entrenan los mercenarios, les entregan aviones, les entregan bombas, preparan los aeropuertos —lo sabe todo el mundo--, ocurre el ataque, y afirman, tranquilamente, ante el mundo, que no es así, ¡un mundo que saben que se levantaría indignado ante una violación tan monstruosa, tan cobarde, tan violadora de los derechos de los pueblos, tan violadora de la paz!

Y estos miserables imperialistas gringos, después de sembrar el luto en más de media docena de hogares, después de asesinar a un puñado de jóvenes, que no eran millonarios parasitarios... ¡porque esos que hemos venido a enterrar ahí no son millonarios parasitarios, no son mercenarios vendidos al oro de ningún extranjero, no son ladrones, son hijos entrañables de nuestro pueblo!; jóvenes obreros, hijos de familias humildes, que no le roban nada a nadie, que no explotan a nadie, que no viven del sudor ni del trabajo de nadie, y que tienen derecho a la vida más que los millonarios, ¡y que tienen derecho a la vida más que los parásitos!, ¡y que tienen derecho a la vida más que los gusanos! Porque no viven del trabajo de los demás, como los millonarios yanquis; no viven del oro extranjero, como los mercenarios, gusanos vendidos al imperialismo. No viven del vicio, no viven del robo, y tienen derecho a que se respete su vida, ¡y ningún miserable millonario imperialista tiene derecho a mandar aviones, ni bombas, ni cohetes, para destruir esas vidas jóvenes y queridas de la patria!

Estos son los crímenes del imperialismo, estas son las mentiras del imperialismo, ¡y después vienen los arzobispos a bendecir la mentira!, ¡después vienen los clérigos reaccionarios a santificar las mentiras!

El imperialismo proyecta el crimen, organiza el crimen, arma a los criminales, entrena a los criminales, paga a los criminales, vienen los criminales y asesinan a siete hijos de obreros, aterrizan tranquilamente en los Estados Unidos, y, aun cuando el mundo entero sabía sus andanzas, declaran entonces que eran pilotos cubanos, preparan la historia truculenta y novelesca, la riegan por todo el mundo, la publican en todos los periódicos, estaciones de radio y televisión de la reacción y de la gusanera reaccionaria del mundo, y después vienen los arzobispos, bendicen y santifican la mentira. ¡Y así se asocian en el crimen y en la mentira, toda la caterva de mercenarios, explotadores y farsantes que hay en el mundo!

...Yo concibo que el señor presidente de los Estados Unidos tenga aunque sea un átomo de pudor, y si el señor presidente de los Estados Unidos tiene un átomo de pudor, el Gobierno Revolucionario de Cuba lo emplaza ante el mundo... ¡a que presente ante las Naciones Unidas los pilotos y los aviones que dice que salieron del territorio nacional!

Y Cuba demandará ante las Naciones Unidas que sean presentados allí los aviones y los pilotos que dicen desertaron de la fuerza aérea. ¡Y vamos a ver si se pueden seguir tapando la cara!

Y, si no los presentan, ¿por qué no los presentan? Naturalmente que el señor presidente de los Estados Unidos tendría derecho a que no lo llamaran mentiroso. Bien. ¿Quiere el señor presidente de los Estados Unidos que nadie tenga derecho a llamarlo mentiroso? ¡Presente ante las Naciones Unidas los dos pilotos y los aviones que dice!" / (…)

Porque lo que no pueden perdonamos los imperialistas es que estemos aquí, lo que no pueden perdonamos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba. / Eso es lo que no pueden perdonamos, que estemos ahí en sus narices, ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de los Estados Unidos!

¡Y que esa Revolución socialista la defendemos con esos fusiles! ¡Y que esa Revolución socialista la defendemos con el valor con que ayer nuestros artilleros antiaéreos acribillaron a balazos a los aviones agresores!

Y esa Revolución, esa Revolución no la defendemos con mercenarios; esta Revolución la defendemos con los hombres y las mujeres del pueblo.

¿Quiénes tienen las armas? ¿Acaso las armas las tiene el mercenario? ¿Acaso las armas las tiene el millonario? Porque mercenario y millonario son la misma cosa. ¿Acaso las armas las tienen los hijitos de los ricos? ¿Acaso las armas las tienen los mayorales? ¿Quién tiene las armas? ¿Qué manos son esas que levantan esas armas? ¿Son manos de señoriítos? ¿Son manos de ricos? ¿Son manos de explotadores? ¿Qué manos son esas que levantan esas armas? ¿No son manos obreras? ¿No son manos campesinas? ¿No son manos endurecidas por el trabajo? ¿No son manos creadoras? ¿No son manos humildes del pueblo? ¿Y cuál es la mayoría del pueblo? ¿Los millonarios o los obreros? ¿Los explotadores o los explotados? ¿Los privilegiados o los humildes? ¿Tienen las armas los privilegiados? ¿Las tienen los humildes? ¿Son minoría los privilegiados? ¿Son mayoría los humildes? ¿Es democrática una revolución en que los humildes tienen las armas?

Compañeros obreros y campesinos: esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, por los humildes y para los humildes. Y por esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes estamos dispuestos a dar la vida.

Obreros y campesinos, hombres y mujeres humildes de la patria: ¿Juran defender hasta la última gota de sangre esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes? (EXCLAMACIONES DE: ¡SÍ!)

Compañeros obreros y campesinos de la patria: el ataque de ayer fue el preludio de la agresión de los mercenarios, el ataque de ayer, que costó siete vidas heroicas, tuvo el propósito de destruir nuestros aviones en tierra, mas fracasaron, solo destruyeron dos aviones y el grueso de los aviones enemigos fue averiado o abatido. Aquí, frente a la tumba de los compañeros caídos; aquí, junto a los restos de los jóvenes heroicos, hijos de obreros e hijos de humildes, reafirmemos nuestra decisión de que al igual que ellos pusieron su pecho a las balas, al igual que ellos dieron su vida, vengan cuando vengan los mercenarios, todos nosotros, orgullosos de nuestra Revolución, orgullosos de defender esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, no vacilaremos, frente a quienes sean, en defenderla hasta nuestra última gota de sangre.

¡Viva la clase obrera! ¡Vivan los campesinos! ¡Vivan los humildes! ¡Vivan los mártires de la patria! ¡Vivan eternamente los héroes de la patria! ¡Viva la Revolución socialista! ¡Viva Cuba libre!

¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!" (3)

Antes de retirarse de la tribuna, Fidel tomó nuevamente los micrófonos, y dio algunas instrucciones a los concentrados que pertenecían a los batallones de las reservas, finalmente expresó: "Marchemos a nuestros respectivos batallones y allí esperen órdenes…"

1- "Robert Kennedy and his times", volumen 1, por Arthur M. Sclúesinger Jr. Houghton Mifflin Company, Boston, USA. Pág. 463.

2- Revolución, 6 de abril de 1961, pp. 1 y 2.

3- "El pensamiento de Fidel Castro", tomo I, volumen I. Editora Política, La Habana, 1983. Pág. 163.

4- Idem. Págs. 446- 447.

FIN DE LA CRÓNICA

SUBIR

 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006
 IE-800X600